Derecho de habitación ¿Qué es y para qué sirve?

Derecho de habitación

¿Qué es el derecho de habitación?¿Qué diferencia el derecho de habitación del usufructo? Descubre todo lo que necesitas saber sobre el derecho de habitación en este blog.

¿Qué es el derecho de habitación?

El derecho de habitación es, en resumen, el derecho a vivir en una vivienda, bien sea en su totalidad o en alguna de las dependencias o anexos de las mismas. Es un derecho real contemplado en el Código Civil, aunque las partes pueden acordar sus condiciones como, por ejemplo, quién paga el Impuesto de Bienes Inmuebles.

¿Cuáles son sus principales características?

  • Es intransmisible: Este derecho no se puede vender o traspasar a otra persona, como sí se puede hacer con, por ejemplo, una nuda propiedad.
  • Es inembargable: El derecho de habitación se considera un derecho que cumple con una función social y, por lo tanto, no se puede privar a su propietario del mismo en ningún caso.
  • Aparece en el Registro de la propiedad: Para dar un derecho de habitación tendremos que firmar una escritura o título de constitución ante notario, que deberemos registrar en el Registro de la Propiedad.
  • Limitado a necesidades del titular y sus familiares: El uso del bien está restringido a satisfacer las necesidades del titular y las de sus familiares, asegurando un ámbito de disfrute personal y familiar.
  • Temporalidad: El derecho de uso es temporal y no perpetuo. Su duración se encuentra limitada por el plazo establecido en la escritura, aunque también finaliza si el titular renuncia al mismo o fallece.

¿Cuáles son las ventajas del derecho de habitación?

  • Acceso a una vivienda sin desembolso inicial: Al no requerir una transacción de compra, el habitacionista puede acceder a una vivienda sin realizar un desembolso inicial significativo, facilitando el acceso a una residencia.
  • Flexibilidad: Puede establecerse por un período específico, brindando flexibilidad tanto al habitacionista como al propietario nudo en 

¿Cuáles son las causas de extinción del derecho de habitación?

El derecho de habitación puede extinguirse por diversas causas, entre las cuales se incluyen:

  • Fallecimiento del titular: El derecho de habitación se extingue automáticamente con la muerte del titular. Este derecho no es transmisible a herederos o terceros, a menos que se haya pactado expresamente de otra manera ante notario.
  • Renuncia del titular: El titular del derecho de habitación puede renunciar voluntariamente a este derecho en cualquier momento. 
  • Vencimiento del plazo: Si el derecho de habitación se establece por un plazo determinado, su extinción se produce al llegar al término de ese periodo. 
  •  Incumplimiento de condiciones: Si el titular incumple las condiciones establecidas, el nudo propietario podría tener motivos para solicitar la extinción del mismo.
  • Demolición o destrucción del inmueble: Si el inmueble objeto del derecho de habitación es demolido o destruido, el derecho se extinguirá, ya que el objeto sobre el cual recae ya no existe.

¿ Se puede vender el derecho de habitación?

En general, el derecho de habitación es un derecho personalísimo e intransmisible, lo que significa que no puede ser vendido ni transferido a otra persona. No se puede donar ni vender a terceros.

Esta prohibición se establece para garantizar la finalidad del derecho que no es otra que proporcionar una vivienda al titular del bien o, a veces, también a su familia.

¿Cuáles son las diferencias entre el derecho de habitación y el de uso y disfrute?

El derecho de habitación y el derecho de uso son dos conceptos distintos en el ámbito legal, y presentan algunas diferencias significativas:

  • Objeto del derecho:
      • Derecho de Habitación: Se refiere al derecho de ocupar una vivienda que pertenece a otra persona.
      • Derecho de Uso: Implica el derecho de utilizar y disfrutar de un bien, incluyendo el alquiler del mismo, cosa que en el derecho de habitación no está permitido. Quien tiene el derecho al uso y disfrute de una vivienda puede conseguir un beneficio económico del mismo. 
  • Sujeto:
    • Derecho de Habitación: Sólo está destinado a personas físicas.
    • Derecho de Uso: Pueden ser propietarias de un derecho de uso tanto personas físicas,  como jurídicas.
  • Finalidad:
    • Derecho de Habitación: Está destinado principalmente al uso habitacional del inmueble por parte del habitacionista. Es decir, a que la persona con el derecho de habitación pueda vivir en la vivienda. Y siempre se refiere a una vivienda.
    • Derecho de Uso: Puede abarcar un uso más amplio que sólo poder vivir en la vivienda. Como mencionábamos antes, la persona propietaria del derecho al uso y disfrute de la vivienda puede, por ejemplo, alquilarla. Y, además, este derecho se puede aplicar a otros bienes, no sólo a los bienes inmuebles.

¿Te quedaron algunas dudas?

En TRIOTECA, entendemos la importancia de asegurar el futuro de los más jóvenes en un entorno que les está complicando poder adquirir su propia vivienda. Muchos padres deciden optar por el derecho de habitación por esta razón. Pero otra opción es recurrir a una donación para poder ayudar a comprar una vivienda. Contáctanos y juntos analizaremos las opciones disponibles a las que podéis acceder.  Puedes escribirnos por nuestro chat y así hablar con un experto hipotecario.

4.6/5 - (55 votos)

¿Te ha parecido útil la información?

Compartelo con tus redes

¿Necesitas ayuda?

Dinos tu número y te llamamos enseguida.