trioteca blog

¿Te quedan dudas?

hola@trioteca.com
910 054 391

Todo lo que debes saber acerca de la hipoteca puente

Todo lo que debes saber acerca de la hipoteca fuente

¿Sabías que una hipoteca puente podría ayudarte a tener una nueva casa? Y es que es una opción ideal para usar tu casa vieja, incluso, si está hipotecada. 

¡Adquirir esa nueva vivienda que tanto anhelas puede estar más cerca de lo que piensas! 

La hipoteca puente es una modalidad de hipoteca muy particular y ofrece ventajas como el hecho de que el banco te aportará facilidades para que puedas pagar unas cuotas que sean más bajas, hasta el momento en el que puedas vender tu propiedad hipotecada actual y con esta amortice los costes de tu vivienda. 

También, es ideal si por alguna razón quieres adquirir una vivienda nueva sin vender todavía tu casa actual.

Aprende más al respecto en este artículo en el que te explicaremos cómo puedes optar por una hipoteca puente y cuáles son sus ventajas y desventajas:  

¿Qué es una hipoteca puente?

En cuanto a qué es una hipoteca puente, consiste en un préstamo que permite la posibilidad de comprar una vivienda nueva mientras vendes la que tienes en propiedad para el momento actual y todavía se mantiene hipotecada.

¿Cómo funciona una hipoteca puente?

La manera en la que funciona una hipoteca puente es diferente a la del resto de los tipos de hipotecas que hay, es decir, las hipotecas fijas, variables o mixtas.

Cuando compres una nueva vivienda y hagas todos los trámites para darle formalidad al pago, es cuando la entidad bancaria unifica las dos hipotecas.

Así pues, el dinero de la hipoteca puente que te otorgue la entidad bancaria, lo tendrás que emplear para pagar tu nuevo inmueble y poder cancelar la hipoteca que tiene tu otra vivienda.

Hay un tiempo establecido para vender la propiedad

El titular de la hipoteca puente, adquiere el compromiso de vender su casa antigua en un plazo definido, que se suele ubicar en un rango de 2 a 5 años.

El banco te va a facilitar el pago de una sola cuota por una cantidad reducida durante dicho periodo, que va a incluir intereses en su mayoría.

Cuando encuentres un comprador para el viejo inmueble y se cierre el proceso de compraventa, el dinero que se obtenga por esa operación financiera va a emplearse para cancelar la deuda contraída.

De esa forma, y tal como el inicio del proceso, va a quedar hipotecada tan solo la casa nueva.

¿Qué sucederá si no se consigue vender la casa?

Lo más común es que tu casa sea vendida a una persona, familia o pareja durante el periodo de carencia de la hipoteca puente. 

Existen algunas circunstancias en las que no ocurre esto y si se da el caso y el plazo se acaba, el titular va a encontrarse en la obligación de comenzar a pagar la cantidad de la que se encontraba exento hasta la fecha.

Requisitos para solicitar una hipoteca puente

Algunos de los requisitos que necesitas tener para solicitar una hipoteca puente son los siguientes:

  • Es posible tener acceso a un valor comprendido entre el 80 y 100 % del coste del inmueble que se quiere adquirir, así como de sus gastos. 
  • Cuando no tengas la posibilidad de devolver la suma del nuevo préstamo hipotecario, así como de la cantidad que todavía está pendiente por reintegrarse, no sea mayor al 80 % del valor que tiene la tasación de las dos casas.
  • El plazo máximo de operación puede variar según la entidad bancaria y este puede ser de hasta 30 años en función del plazo de la hipoteca más la edad del titular a la firma, que, por lo general, no puede ser mayor de 75 años.
  • Lo normal es que el banco no cobre comisión cuando se amortice la deuda contraída con la hipoteca puente a través de la venta de la casa antigua.
  • Hay que tomar en consideración que antes de conceder el préstamo, el banco va a hacer un análisis de la solvencia que tienes.

Esto es para poder conocer el nivel de ingresos y la capacidad para hacerle frente a las cuotas mensuales, comprobando si tiene alguna clase de deuda pendiente para el momento de hacer la solicitud.

Ventajas de una hipoteca puente 

  • Permite que la vivienda actual tenga la posibilidad de venderse con cierta flexibilidad, puesto que, ofrece varios años para esto.
  • Facilita el abono de las cuotas del préstamo durante el periodo de carencia al disminuir durante ese periodo de tiempo la cuota, que se va a componer de un porcentaje de intereses muy elevado.
  • Hace que sea posible aceptar la mejor cuota que se ofrezca por la casa que ya estaba etiquetada, no teniendo que optar por la primera que llegue si se quiere deshacer cuanto antes de esta.
  • Asimismo, mientras encuentras un comprador, la puedes alquilar, lo que va a ayudar a que sufrague los gastos de la hipoteca puente.
  • Tendrás la posibilidad de disfrutar de un periodo de carencia de capital de hasta aproximadamente 12 meses, en los que podrás vender tu vivienda actual. 

Ventajas de una hipoteca puente
Ventajas de una hipoteca puente

Desventajas de la hipoteca puente

  • El titular de la hipoteca puente asumirá el riesgo de no tener que vender la vivienda en el tiempo establecido, lo que va a conllevar a tener que abonar las cuotas normales del préstamo y si no puede asumirlas, tendría un alto riesgo de perder ambas viviendas. 
  • La vivienda podría llegar a perder valor a través del tiempo, recibiendo una cantidad menor al venderla.
  • Las exigencias de la entidad bancaria pueden llegar a ser altas en el momento de conceder un crédito puente para hipoteca.

Desventajas de una hipoteca puente
Desventajas de una hipoteca puente

Alternativas a las hipotecas puente

Si no se cumplen las condiciones del anterior apartado o el banco no te concede la hipoteca puente, existen otras opciones que tienes la posibilidad de explorar:

1. Espera a vender la vivienda

Dado el caso de que no quieras arriesgarte mucho o no lo tienes muy claro, espera hasta que vendas tu casa y emplea el dinero para comprar una casa nueva, bien sea, con o sin hipoteca.

2. Amplía la hipoteca de tu casa

Puedes ampliar la hipoteca que tienes en tu casa actual y si no deseas esperar, opta por pedirle a tu banco que pueda ampliar el capital de tu hipoteca para comprar una nueva vivienda. Tendrás el inconveniente de que vas a pagar unas cuotas más altas, ya que no disfrutarás de una carencia de capital.  

3. Contratar una segunda hipoteca

Esta es una opción si no te aprueban la ampliación de tu hipoteca. Al respecto, puedes solicitar otro préstamo hipotecario para adquirir una nueva vivienda. 

Aunque quizás no sea la alternativa más recomendable, puesto que el proceso es más largo y vas a tener que pagar a la vez dos hipotecas, se va a incrementar el nivel de riesgo de que se produzca un impago, así que, si lo haces, puedes asegurarte de tener las posibilidades económicas para asumir el pago de las dos mensualidades.

Alternativas a las hipotecas puente
Alternativas a las hipotecas puente

¿Cuándo es buena idea pedir una hipoteca de cambio de casa?

Solicitar un préstamo puente para hipoteca puede tener sus riesgos, ya que involucra a dos propiedades que van a estar en juego y dado el caso de que la propiedad que se usa como aval de la hipoteca no se venda en el tiempo establecido, es necesario que tengas la posibilidad de asumir los pagos correspondientes.

De este modo, dado el caso de que consideres que tu casa puede llegar a tener dificultades para venderse, lo mejor es que no optes por una hipoteca puente.

Tampoco solicites un préstamo puente cuando los precios de las viviendas se encuentran bajos. 

Y esto ha sido todo sobre lo interesante de las hipotecas puente. Si tienes alguna duda que aclarar, no dudes en escribirnos a través de nuestro chat en vivo o del botón de contacto del menú.

Que te ha parecido este artículo?

¿Te ha parecido útil la información?

Compartelo con tus redes

¿Necesitas ayuda?

Dinos tu número y te llamamos enseguida.