trioteca blog

¿Te quedan dudas?

hola@trioteca.com
910 054 391

¿Qué es la novación de la hipoteca y cuáles son sus gastos?

Qué es la novación de la hipoteca y cuáles son sus gastos

Antes de firmar un contrato de hipoteca debes asegurarte de que cuente con condiciones que puedas cumplir.

No obstante, bien sabemos que nuestra situación económica puede cambiar de un día para otro y entonces puede que nos convenga cambiar algunos aspectos de la hipoteca que tenemos.

Es en ese tipo de situaciones cuando viene bien realizar una novación de la hipoteca.

Ya que esta es una opción que te permitirá efectuar ciertos cambios en las condiciones que quedaron estipuladas en tu contrato. De esa manera, podrás continuar con los pagos de forma más cómoda.

Claro está, este es un proceso en el que debes llegar a un buen acuerdo con la entidad bancaria que te ha dado la hipoteca y considerar los gastos de novación de la hipoteca.

Así que, si aún no conoces muy bien cómo funciona este proceso, nosotros te lo explicaremos el día de hoy: 

¿Qué es la novación de la hipoteca?

También conocida por el nombre de novación hipotecaria, esta es una operación en la cual se puede llevar a cabo una renegociación de algunas cláusulas de la hipoteca.

Esto se hace con la intención de que los titulares puedan contar con mejores condiciones para continuar con los pagos de la misma.

Es por ello que la novación de la hipoteca hace posible adaptar las condiciones a la situación financiera actual de sus titulares.

Para llegar a un nuevo acuerdo al respecto de las características de la hipoteca, el titular se debe reunir con la entidad bancaria en cuestión para llegar a un nuevo acuerdo.

Eso sí, ten en cuenta que el banco no está en la obligación de aceptar todos los cambios que quieras realizar.

De allí que sea importante tener una reunión en la que ambas partes involucradas lleguen a un acuerdo que les convenga a los dos.

¿Cuáles gastos conlleva la novación de la hipoteca?

Tal y como cualquier otro tipo de trámite bancario, la novación hipotecaria supone afrontar algunos gastos y comisiones para así completar todos los pasos necesarios para su desarrollo.

Sin embargo, no tienes mucho de qué preocuparte, pues una gran parte de los gastos debe cubrirlos la entidad bancaria.

Para que estés consciente de cuáles gastos debe cubrir el banco y cuáles debes cubrir tú, a continuación, te especificamos cada uno de ellos:

¿Cuáles son los gastos que le competen al banco?

De forma principal, el banco con el que tienes la hipoteca deberá de pagar diversos tipos de honorarios. Entre algunos de los principales se encuentran los honorarios de gestoría, de notaría y del registro de la propiedad.

Asimismo, también deberá hacerse cargo de cubrir el IAJD (Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados). Por lo tanto, estos son gastos de los cuales podrás olvidarte.

¿Cuáles son los gastos que le competen al titular de la hipoteca?

Ahora bien, existen otros tipos de gastos que sí deberás cubrir por tu propia cuenta.

En primer lugar, se encuentra la tasación de tu vivienda, pues para esto deberás ir a una entidad tasadora y se estima que el precio que te cobrarán ronda los 300 euros.

Aunque cabe señalar que esto es algo que no todos los bancos solicitan, en especial si han pasado pocos años desde la firma de la hipoteca, hasta el cambio de sus condiciones.

Por otro lado, deberás pagar la comisión por la modificación de las condiciones del préstamo.

Eso sí, esta es una comisión que debes pagar solo si su cobro aparece estipulado en el contrato original de la hipoteca.

¿Cuánto puede llegar a costar la comisión de la novación?

Sin duda, el tema de las comisiones es lo que más les compete a los titulares de la hipoteca en cuestión.

Es por ello que una de las dudas principales entre los clientes tiene que ver con cuánto dinero pueden costar estas comisiones.

Si te estás haciendo esta pregunta, debes saber que su respuesta va a depender de los aspectos que hayas cambiado en el contrato de la hipoteca.

Algunos de los cambios más frecuentes y sus porcentajes de comisión son los siguientes:

1. Cambio en el plazo de la hipoteca

En caso de que desees extender el plazo de tiempo para el pago de la hipoteca, la comisión siempre va a equivaler al 0,1% del importe pendiente.

2. Cambio en el tipo de interés de la hipoteca

Por otro lado, si buscas cambiar tu hipoteca de interés variable a fijo, la comisión bancaria por novación no debe superar el 0,5% del importe pendiente.

Cabe destacar también que, si realizas ese cambio luego de los cuatro años de haber firmado el contrato, no se aplicará esta comisión a la novación.

3. Otros tipos de cambios

En caso de que acudas por cualquier otro tipo de cambio en la hipoteca, los costos de la comisión pueden ir desde el 0,5% hasta el 1% del importe pendiente, pero nunca van a ser de un porcentaje superior.

Razones frecuentes para la novación de la hipoteca
Razones frecuentes para la novación de la hipoteca

¿Cómo se realiza una novación hipotecaria?

Si estás convencido de una novación en tu hipoteca es lo que necesitas, debes saber que los pasos a seguir para realizarla son los siguientes:

  • Lo primero que tienes que hacer es solicitar al banco la novación hipotecaria
  • En dicha solicitud deberás aclarar cuál es el tipo de cambio que deseas realizarle a tu hipoteca
  • El banco comenzará a analizar tu caso (En este punto es probable que te soliciten algún documento extra)
  • Luego del análisis, el banco te hará saber si aceptan realizar la novación o no
  • En caso de que sí lo acepten, se llegará el respectivo acuerdo para así realizar una escritura pública que debe ser firmada por ambas partes ante un notario
  • Finalmente, este nuevo contrato hipotecario será inscrito en el Registro de la Propiedad
Cómo se realiza una novación hipotecaria
Cómo se realiza una novación hipotecaria

¿Cuáles son los requisitos a cumplir para solicitar la novación?

Dentro de las normativas legales se establecen que los requisitos para solicitar una renegociación de las condiciones hipotecarias son los siguientes:

  • Debes tener pagados al menos tres años de la hipoteca
  • Tienes que estar al corriente de los pagos
  • La hipoteca sobre la cual se van a discutir los cambios debe estar sobre tu vivienda habitual o tu primera vivienda

Además de la novación de la hipoteca… ¿existen otras alternativas?

Si lo que te interesa es realizar cambios más radicales en el contrato de tu hipoteca, debes saber que hay otras opciones que te pueden resultar más factibles.

En este caso cuentas con dos opciones. La primera es la opción de la subrogación, con la cual eliges cambiar la hipoteca de entidad bancaria.

Mientras que la segunda opción se trata de iniciar una nueva hipoteca con otra entidad bancaria.

Como puedes constatar, en ambos casos las condiciones de la hipoteca cambiarían de forma completa.

¿Resulta más factible recurrir a estas otras opciones?

Ahora bien, teniendo en cuenta que la novación de la hipoteca no es la única alternativa que te permite realizar cambios, cabe preguntarse cuál de las opciones resulta más factible.

Lo cierto es que esto va a depender mucho de los tipos de cambios que te interese hacerle a tu hipoteca.

Siempre que sean cambios simples, la novación va a resultar más factible, pues tarda menos tiempo en efectuarse y la cantidad de trámites a efectuar es menor.

Además, en lo que respecta a los gastos, la novación suele suponer una inversión menor de dinero. Por ende, se trata de la opción más económica para ti.

Sin embargo, volvemos a resaltar que la decisión que vayas a tomar debe ser personal y la debes tomar luego de analizar con detenimiento cuál es la alternativa que mejor te conviene, pues allí interfieren las condiciones de la entidad bancaria con la que estés trabajando.

¿Cuáles son los bancos que aceptan la novación hipotecaria?

De forma general, todos los bancos te ofrecen la posibilidad de recurrir a una novación cuando la necesites. Claro está, siempre que cumplas con los requisitos mencionados y puedas llegar a un acuerdo con ellos.

Ahora bien, algo que sí puede cambiar según la entidad bancaria con la que tengas el contrato hipotecario, son los gastos y el porcentaje de las comisiones.

Recuerda que cada banco suele contar con sus propias tarifas, por lo que es algo que puede variar.

Lo que sí puedes tener por seguro es que las comisiones nunca van a superar los límites establecidos en la ley.

Aspectos positivos y negativos de la novación de la hipoteca

Por supuesto, una novación hipotecaria es algo que también cuenta con algunos puntos a favor y en contra. Así que, antes de culminar el artículo, revisaremos cuáles son estos aspectos:

Ventajas

  • Es una alternativa más económica que las demás
  • Podrás ahorrar dinero en caso de que te interese extender el plazo de pago
  • Cuentas con la oportunidad de ajustar la hipoteca a tus posibilidades económicas actuales

Desventajas

  • Corres el riesgo de que el banco no acepte
  • Debes pagar las respectivas comisiones de los cambios

Ahora que conoces más sobre la novación de la hipoteca, podrás analizar mejor tu caso personal para determinar si es algo que te resulta conveniente o no. 

¡No olvides compartir este contenido en tus medios sociales! Y de terminar de resolver todas tus dudas desde nuestro botón de contacto o chat en vivo.

Que te ha parecido este artículo?

¿Te ha parecido útil la información?

Compartelo con tus redes

¿Necesitas ayuda?

Dinos tu número y te llamamos enseguida.