¿La hipoteca desgrava en la declaración de la renta?

Si te has comprado una vivienda este año, estamos seguros de que, cuando tengas que hacer la próxima declaración de la renta, te vendrá una pregunta a la cabeza: ¿Puedo desgravarme la hipoteca en la declaración de la renta? Si hasta ahora vivías de alquiler y tu comunidad contemplaba la desgravación del mismo, es normal que te preguntes si ocurre lo mismo con la hipoteca. Así que vamos a resolverte esta duda.

¿Se puede desgravar la hipoteca?

Que puedas o no desgravar la hipoteca dependerá del año en el que la contrataste. 

Si firmaste tu hipoteca para una primera vivienda antes del 1 de enero de 2013, podrás incluirla en la declaración de la renta. Pero, si la firmaste después, no podrás hacerlo, salvo algunas excepciones.

 

¿Por qué la hipoteca desgrava sólo si la firmé antes de 2013?

Hasta el año 2012 estaba contemplado a nivel estatal que se pudiese incluir la hipoteca en la declaración de la renta. Esta medida se llegó a aplicar a más de 7 millones de personas y se convirtió en un incentivo más para el boom inmobiliario. 

En consecuencia, dentro del paquete de medidas de ajuste aprobado por el gobierno de Mariano Rajoy, se incluyó la eliminación de esta deducción para 2013, aunque se mantendría vigente para las personas que ya habían podido acceder a ellas. De ahí que, si contrataste tu hipoteca antes de 2013, puedes seguir incluyendo tu hipoteca en la declaración de la renta.

En la campaña electoral de 2023 algunos partidos han mencionado la posibilidad de volver a aprobar la posibilidad de desgravar la hipoteca.

Requisitos para desgravar la hipoteca

Por lo tanto, para poder incluir tu hipoteca en la declaración del IRPF, tienes que cumplir los siguientes requisitos:

  • Has comprado la vivienda antes del 1 de enero del 2013.
  • Es tu primera vivienda, es decir, tu residencia habitual.
  • Te has deducido este gasto en la declaración antes de 2013. Es decir, si contrataste tu hipoteca antes de ese año, pero nunca la incluiste en tu declaración, tampoco podrás hacerlo ahora.

Excepciones en las que sí puedes desgravar la hipoteca

Por un lado, te recomendamos revisar las deducciones que contempla tu comunidad autónoma. Algunas comunidades sí permiten desgravar la hipoteca en casos particulares, como personas con discapacidad, familias con hijos, etc.

Por otro lado, cabe mencionar que dentro del territorio español hay 2 comunidades con un sistema foral propio, que, por lo tanto, gestionan sus propios impuestos: País Vasco y Navarra. Estas comunidades sí contemplan la deducción de la hipoteca para todos los contratantes.

 

Desgravar la hipoteca en Navarra

En el caso de Navarra,al ser una “comunidad foral”, hay una única diputación foral para todo el territorio. Por lo tanto, las normas para la declaración de la renta son las mismas en toda la comunidad autónoma. 

En Navarra puedes desgravar la hipoteca si la firmaste antes del 1 de enero de 2018 y financia la compra de una vivienda habitual.

La deducción en Navarra es de hasta un 15%, con un tope de 7.000€.

 

Desgravar la hipoteca en el País Vasco

En el caso del País Vasco, cada provincia tiene su propia diputación foral y, por lo tanto, cada una contempla unas deducciones diferentes en la declaración de la renta.

En las tres provincias puedes desgravarte hasta un 18% de tu hipoteca, pero lo que varían son las deducciones máximas. En Vizcaya el máximo es de 1.955€, en Guipúzcoa de 1,530€ y en Álava de 2.300€.

En el País Vasco además puedes desgravarte los gastos de formalización de la escritura de compraventa y los pagos que hayas hecho al contado en la compra. 

¿A cuánto asciende la deducción en la declaración de la renta?

Salvo en las excepciones que hemos mencionado anteriormente, podrás desgravar hasta un 15% de tus cuotas de hipoteca, pero con una base máxima de 9.040€. Por ejemplo, si durante el año has pagado por tu hipoteca un total de 10.000€, sólo podrás desgravarte un 15% de los primeros 9.040€. Esto significa que la deducción máxima de la hipoteca es de 1.356€ al año.

Si sois dos titulares en la hipoteca, tendríais que plantear cuál es la mejor opción, hacer la declaración de la renta conjunta o por separado. En el caso de hacerla por separado, cada uno podría desgravarse un 15% de lo que ha pagado por su hipoteca por lo que, en total, os podríais desgravar 2.712€. 

 

¿Qué gastos de la hipoteca puedo desgravar?

Si cumples los requisitos, los gastos de la hipoteca que puedes incluir en tu declaración de la renta son los siguientes:

  • Las cuotas: El total de lo que has pagado a lo largo del año.
  • Las comisiones que pagues ese año. Por ejemplo, si haces una amortización anticipada y pagas una comisión por amortización.
  • Las vinculaciones: Los seguros y demás productos que contrataste con la hipoteca. Tras la aprobación de la Ley Hipotecaria se eliminaron las vinculaciones, que el banco podía exigir para la concesión del crédito, y pasaron a ser bonificaciones. Es decir, ahora, no pueden exigirte contratar un seguro de vida para obtener una hipoteca pero sí pueden bonificarte el tipo de interés por hacerlo.
  • Las amortizaciones: Es decir, no sólo puedes desgravar la comisión por amortización, sino también las cantidades que amortices en sí.
  • Gastos de subrogación o novación: Por ejemplo, la comisión por subrogación.
  • Gastos de cancelación registral: Si cancelas tu hipoteca, bien porque ya la has pagado, bien porque vas a contratar una nueva, puedes deducir los gastos de cancelación en el Registro de la Propiedad.

¿Cómo incluyo mi hipoteca en la declaración de la renta?

Dentro de tu declaración, busca el apartado “Deducción por inversión en vivienda habitual” y rellena las casillas 547 y 548.

En el caso de las comunidades autónomas que contemplen deducciones para algunas personas, como jóvenes o personas con menores a su cargo, puede que esto cambie. 

Ante cualquier duda, puedes pedir hora para hacer la declaración de forma presencial o telefónica. Es un servicio gratuito y la persona que te atienda te resolverá todas las dudas y te guiará en el proceso de declaración. Además, te enviarán previamente un e-mail desde Hacienda con toda la documentación que necesitas tener lista el día de la cita.

Otras preguntas frecuentes sobre la deducción de la hipoteca en la declaración de la renta

 

¿Qué ocurre si compré la vivienda sobre plano antes de 2013?

Si compraste una vivienda habitual sobre plano antes del año de 2013, sí podrás disfrutar de este beneficio fiscal.

 

¿Y si amplío o cambio mi hipoteca?

En el contexto actual en el que muchas familias se están viendo obligadas a cambiar su hipoteca variable a fija, esta pregunta es cada vez más frecuente. 

Si firmaste tu hipoteca antes de 2013, aunque hagas una ampliación de la misma, subrogación o cancelación y contratación de una nueva, podrás seguir deduciendo la cuota en tu declaración. Siempre y cuando, y como explicábamos en los requisitos, se trate de una financiación de una vivienda habitual.

En el caso de la ampliación de hipoteca, la deducción sólo se aplicará al valor nominal original. Es decir, si aún te quedaban por amortizar 200.000€ y firmas una ampliación de hipoteca, sólo podrás deducir la parte de la cuota relativa a esos 200.000€ iniciales.

Si tienes cualquier duda durante el proceso de cambio de tu hipoteca contar con la ayuda de un experto te dará tranquilidad. En TRIOTECA, nos implicaremos en tu proceso, resolviendo dudas y aportando toda la información que necesitas. Además, gracias al gran volumen de hipotecas que gestionamos, podemos conseguirte condiciones que no podrías conseguir como particular. Y lo mejor es que nuestro servicio es completamente gratuito para ti.

Que te ha parecido este artículo?

¿Te ha parecido útil la información?

Compartelo con tus redes

¿Necesitas ayuda?

Dinos tu número y te llamamos enseguida.