trioteca blog

¿Te quedan dudas?

hola@trioteca.com
910 054 391

¿Quieres saber cómo comprar un piso? Pasos y consejos sencillos

Quieres saber como comprar un piso

¿A punto de comprar un piso o una nueva casa? 

Sobre este tema tenemos mucho para contarte… es que hay tantos aspectos a valorar al momento de comprar una casa, que podemos quedarnos cortos. 

Es por ello que en TRIOTECA, queremos ir por partes, el paso a paso de lo que sería bueno que consideres en el momento de comprar tu casa. 

Así que veamos de una vez toda la información que hemos preparado con mucho cariño para ti: 

¿Cómo comprar un piso? Pasos esenciales que debes seguir 

Si estás a punto de dar el paso más importante de tu vida, es esencial que tomes en cuenta entonces cuáles son las etapas que tendrás que atravesar para comprar tu piso o casa propia: 

1. Busca las propiedades que te gusten

Puede sonar o parecer como una obviedad, pero es el primer paso de comprar eso que quieres: comenzar a buscarlo. Para ello puedes valerte de varios canales como anuncios en webs especializadas en inmuebles, revistas… 

También, puedes asistir a oficinas de agencias inmobiliarias tradicionales para que ellos hagan el trabajo por ti de buscarte las mejores viviendas del sitio. 

O, puedes optar por ingresar en sitios inmobiliarios en línea y comparar cada uno de los inmuebles que tengan disponibles, así te haces una idea de qué puedes esperar, de cada vivienda que decidas ir a ver. 

2. Haz una visita presencial

No es lo mismo ver un piso o casa por Internet que verlo en persona, las compras en línea las recomendamos para todo lo que tú quieras, menos, para el momento en el que quieras comprar un piso. 

Y con esto no queremos decirte que no confíes en ninguna inmobiliaria que funcione 100% en línea, sino que más bien, te asegures de que el lugar cumpla con tus expectativas personales. 

Por lo que tendrás que evaluar personalmente cada rinconcito de ese lugar que quieres comprar, aquí echarás un ojo a detalles como el estado de la pintura, las bisagras, tuberías, entradas de luz y corrientes de aire, cableado… 

3. Haz la presentación de tu oferta 

¿Ya te gustó el piso o casa que acabas de ver? Si te dio feeling y quieres presentar tu primera oferta, es el momento ideal para hacerlo. 

Por lo que la manera correcta de hacerlo es escribir un primer documento al vendedor en el que expliques tu deseo de comprar la propiedad. Puedes hacer este papeleo a través de la inmobiliaria o por cuenta propia. 

Es importante que en la presentación de tu oferta, definas la cantidad de dinero que quieras o estás dispuesto a pagar. Sobre todo, tomando en cuenta cuál es tu posición como comprador, el valor de las demás casas de la zona y el presupuesto real que tengas para comprar el inmueble. 

Luego de esto, el vendedor deberá responder tu solicitud y en dicho documento, tendrá que especificar si al final acepta o no el precio que le acabas de ofertar. 

4. Haz la reserva de la vivienda

Una vez negociado un precio que resulte conveniente para ambas partes, es momento de que hagas la reserva de la vivienda a través de un contrato de arras. 

El contrato de arras no es más que un compromiso legal, en el que ambas partes se comprometen a llevar a cabo sus responsabilidades legales y económicas con la otra. Sobre todo, para que los plazos de tiempo sean respetados. 

5. Firma el documento de compraventa 

Luego de que el contrato de arras ha sido analizado y firmado, es momento de que se formalice oficialmente la compraventa del piso. 

Luego, dejarás todo en manos del notario para que luego la gestoría haga la inscripción correspondiente en el Registro de la Propiedad. O puedes hacerlo por tu cuenta una vez que el notario te entregue el documento oficial de compraventa.  

Pasos para comprar un piso
Pasos para comprar un piso

Ventajas de comprar un piso 

Antes de entrar de lleno en la conversación, es importante que tomes nota de cuáles son las ventajas imperdibles de comprar un piso o vivienda por cuenta propia: 

1. Podrás diseñarlo a tu gusto 

Tendrás la libertad de hacer con tu inmueble lo que realmente quieras, sobre todo cuando se trata de una casa de obra nueva, las posibilidades de personalización son innumerables y te permite destinar el inmueble al uso que quieras. 

Sobre todo, sin tener que rendir cuentas a un tercero externo acerca de lo que haces o dejas de hacer en tu propiedad, también puedes decidir si tomarla como una primera vivienda, como una casa vacacional o una casa de alquiler y obtener un beneficio económico a cambio. 

2. Puedes invertir con los ojos cerrados 

Cuando vives en un piso o casa alquilado, cada uno de los arreglos y reformas que hagas en dicho inmueble, tienen que correr por tu cuenta, pero, al final, estás haciendo un cambio en un espacio que no es tuyo, sino de alguien más legalmente. 

Con tu piso propio, puedes invertir en él sin la preocupación de que estás tirando o gastando dinero sin ver un beneficio tangible o real. 

3. Tendrás más tranquilidad

No hay palabras que puedan describir la sensación de tener un piso o vivienda a tu nombre, porque la seguridad que tienes a largo plazo es enorme. Y todo se debe a que cuando vives alquilado, la sensación de que no tienes estabilidad al 100% no se termina de ir hasta que compras un piso propio. 

4. Se revaloriza con el tiempo 

Lo más probable es que con el tiempo, el valor de tu casa aumente considerablemente. Por lo que invertirás tus ahorros en una propiedad que aumentará su precio de venta con el pasar de los años, lo que te viene genial si la piensas vender en un futuro. 

Ventajas de comprar un piso
Ventajas de comprar un piso

Desventajas de comprar un piso 

Aunque consideramos que las desventajas de comprar un piso, son, en su mayoría, temporales, no podíamos pasarlas por alto, porque en este artículo te lo queremos contar todo: 

1. Deberás planificar mejor tu futuro

Si estás pensando en pedir o solicitar un préstamo hipotecario, es importante que puedas planificar un futuro financiero lo más estable posible. Y todo se debe a que las hipotecas tienen un tiempo de vida bastante elevado que puede llegar a extenderse hasta los 30 años. 

Por lo que comprar un piso, amerita que puedas analizar bien los posibles escenarios económicos que debas enfrentar los siguientes años. 

2. Tendrás que proyectarte 

Si quieres comprar tu #ForeverHouse, es importante que tomes en cuenta si la zona en la que quieres vivir, cumple con tus expectativas reales de vida. Este punto va muy ligado al anterior, pero no tiene tanta relación con el tema economía, sino más bien con uno de bienestar en general. 

¿Planeas ampliar tu familia?, ¿hay hospitales cerca?, ¿áreas de recreación infantil?, ¿áreas de recreación canina?, ¿queda cerca de tu trabajo?, ¿es ideal para crear una oficina en casa?…

A diferencia de vivir alquilado, si compras un piso propio no podrás moverte en un tiempo de vivienda, por lo que tienes que imaginar lo más que puedas cómo sería tu vida en ese sitio y si realmente cumple con todas las expectativas de calidad que vida que tengas. 

3. El proceso es más largo 

Comprar un piso o casa no es algo que suceda precisamente de la noche a la mañana, tiene su tiempo y suele ser costoso. Lo que podría resultar una desventaja real si quieres obtener tu propiedad de un día para otro.

4. Tendrás otros gastos 

No basta con la compra del piso como tal, tienes que hacer frente a gastos adicionales como electrodomésticos, muebles, impuestos, pintura, decoración… 

Desventajas de comprar un piso
Desventajas de comprar un piso

¿Qué debes saber antes de comprar un piso o casa? 

Tener un piso da una ilusión enorme a muchas personas en España, y es que la gran mayoría de habitantes sueña con tener un piso propio. Pero, como todo proceso, es importante que tomes ciertas consideraciones antes de dar el paso de comprar uno: 

1. Si de verdad puedes comprarlo

Hacer frente a la deuda de la hipoteca no es lo mismo que hacer frente a las cuotas de las tarjetas, y es que una hipoteca es un contrato que tendrás por muchos años de tu vida. 

Además, comprar una casa conlleva muchos gastos adicionales que tienes que tomar en cuenta: impuestos, gastos de notaría, tasación de la vivienda, costes de mantenimiento y más. 

Si quieres, por ejemplo, comprar la casa de contado, tendrás que asumir gastos extra como los gastos de compraventa de la vivienda. Además de poder contar con ingresos elevados y demostrables para que la entidad bancaria tome tu perfil como un candidato de alto valor. 

Y si no puedes hacer frente a la cantidad total de una vez, tendrás que optar por la solicitud de una hipoteca. Para ello, tendrás que tener ahorrado al menos un 20% del valor total del piso que quieras comprar, más un 10% adicional que suele estar destinado al pago de impuestos. 

Para terminar de definir si te puedes permitir este desembolso, tienes que saber que el banco aprueba préstamos hipotecarios solo a aquellas personas que se puedan mantener en el margen máximo de endeudamiento del 30% de sus ingresos mensuales. 

2. El tipo de vivienda que quieras comprar

¿Cuál es la vivienda que mejor te conviene? 

El siguiente paso es poder definir qué tipo de piso o casa quieres comprar, por supuesto, siempre teniendo en cuenta cuáles son tus límites y posibilidades económicas, por lo que te tendrás que cuestionar si: 

  • Quieres una casa nueva o de segunda mano: las casas que acaban de ser construidas son sostenibles y requieren aún menos mantenimiento, ya que prácticamente todo está nuevo. Aunque suelen ser un poquito más costosas que las casas de segunda mano, por lo que puedes ir pensando en ahorrar un dinerito adicional para las reformas de tu futura vivienda. Nota: echa un ojo a nuestro artículo sobre hipotecas para reformas de viviendas. 
  • Quieres una casa o un piso: las casas son más grandes, espaciosas y tienen mayor potencial de personalización; aunque, esto no quiere decir que no puedas hacer de tu piso, el lugar ideal. La ventaja de comprar un piso es que la mayoría de ellos se encuentran en las ciudades más hermosas de nuestro país, y las casas, por su parte, te ofrecerán una preciosa vista en urbes con más tranquilidad. 
  • Quieres o no quieres extras: ¿quieres piscina?, ¿gimnasio?, ¿jardines?, ¿garajes extra?… mientras más extras tenga el piso, mayor será su coste.

3. Elige dónde quieres vivir 

Piénsalo, medítalo y luego toma la decisión.

Saber en dónde se quiere vivir finalmente es uno de los primeros elementos que los compradores definen incluso antes de pensar en pedir o no una hipoteca. 

Sé lo más realista que puedas y piensa si tu expectativa de vida, corresponde al gasto mensual que puedes permitirte. 

En el momento de comprar un piso o una casa, es normal que surjan todas las dudas del mundo. 

Y es que se trata de una inversión que formará parte de tu proyección económica a largo plazo, independientemente de que vendas o no el piso más adelante. 

Así que es momento de que pensemos sabiamente, cuál es el escenario que mejor nos conviene en este instante, ¿será realmente favorecedor ir a por ese piso que tienes en mente? 

Lo que también es cierto es que nada se compara con la sensación de ser dueño de tu propio espacio, de ese sitio al que puedas llamar hogar con todas las letras. 

De más está decirte que en TRIOTECA puedes encontrar ese apoyo incondicional que necesitas durante todo el proceso de hipotecarte. 

Y sobre todo, desde la comodidad de tu casa y sin gastos adicionales, porque todo te sale gratis. 

Recuerda compartir este contenido en tus redes sociales y solventar ahora mismo todas tus dudas a través del chat en vivo o el botón de contacto de nuestra web.

Que te ha parecido este artículo?

¿Te ha parecido útil la información?

Compartelo con tus redes

¿Necesitas ayuda?

Dinos tu número y te llamamos enseguida.