trioteca blog

¿Te quedan dudas?

hola@trioteca.com
910 054 391

Hipoteca joven o hipotecas para jóvenes, ¿cuál es la mejor?

Hipoteca joven o hipotecas para jovenes, cual es la mejor

¿Tienes menos de 36 y sueñas con comprar tu propia casa? 

Si todavía no cuentas con los ahorros necesarios para adquirir la casa que sueñas, quizá sea una buena alternativa para ti aspirar a conseguir una hipoteca joven o una de las hipotecas para jóvenes. 

Es normal que ese 20% de ahorros que tiene como requisito esencial el banco, sea una cifra lejana para ti, porque puede que recientemente te hayas sumado al mundo laboral o que no encuentres ese trabajo que quieres. 

Sea cual sea tu caso, es posible acceder a un préstamo hipotecario siendo relativamente joven.  

Echa un ojo a cuáles son los requisitos que debes cumplir, qué documentos podrías entregar al banco y cuáles son los beneficios de los que podrás disfrutar. 

En TRIOTECA, tratamos de resolver todas tus dudas de una sola vez, pero, puedes optar por una llamada gratuita para conocer más a fondo nuestras condiciones. 

¿Comenzamos? 

¿Cómo puedo conseguir una hipoteca siendo joven?

Sabemos que el sueño de muchos es tener su propia casa y estamos seguros de que el tuyo también. 

Para aquellos que son menores de 35 años, el panorama puede ser un tanto complejo, ya que hay factores externos que interfieren mucho en que puedan adquirir su primer préstamo hipotecario.

Es por ello que existen las hipotecas para jóvenes, que son un producto dirigido a personas de 35 años o menos que desean comprar su primera casa y no tienen el ahorro suficiente para hacer el pago de contado. 

Es cierto que las personas de esta edad, que quizá sea tu caso, cuentan con menos patrimonio que los de 40 en adelante, bien sea por un tema de ahorros o porque simplemente se están incorporando al mercado laboral. 

A pesar de eso, las entidades bancarias crearon este servicio para ofrecerles una mano a un sector que cada vez es más grande.

¿Quieres saber cómo puedes obtener una hipoteca para jóvenes?

Préstale atención al siguiente listado: 

  1. Demuestra que cuentas con trabajo estable

Es lo primero que debes tener si quieres dar este salto cuantitativo. Más allá de que tengas poco tiempo en el mercado laboral, es fundamental que tengas un empleo fijo, bien sea como dependiente o como autónomo. 

Además, hay otros factores que pueden aumentar las probabilidades de que obtengas el crédito. Trabajar en un sector con buenos salarios, los años de antigüedad que tengas en el puesto de trabajo y las recomendaciones de tus superiores pueden ayudar, tómalo en cuenta. 

  1. Ten buenos ahorros

El banco te financiará tu primera casa, pero no lo hará por completo. Necesitas aproximadamente un 20% del valor del inmueble en ahorros para acceder a solicitar tu hipoteca. 

¿Cuánto puede significar ese porcentaje en dinero? Sí, por ejemplo, la vivienda cuesta unos 200.000 euros, deberás tener al menos unos 80.000 euros para completar la compra y afrontar los gastos restantes, entre impuestos, gastos de notaría y gestor… 

Nota: tenemos un post entero acerca de los gastos de una hipoteca, te lo dejamos aquí para que le eches un ojo brevemente. 

  1. Ingresos atractivos 

Un factor indispensable para que te den cualquier hipoteca o préstamo es tener una buena situación económica. En este caso, nos referimos a devengar un buen salario que permita cubrir los gastos que se avecinan en el futuro. 

Algunos expertos recomiendan que «que tu gasto mensual no represente más del 30% de tus ingresos así que saca tus números y piensa cómo mejorarlos para aumentar las probabilidades de tener tu techo. 

  1. Nada de deudas

No hay nada que aleje más a un banco que un posible cliente que solicite un crédito y que tenga múltiples deudas pendientes. 

Todos somos humanos y hemos pasado por eso, pero desde el punto de vista crediticio, no da una buena imagen. Por lo tanto, antes de solicitar una hipoteca, organiza tu vida financiera para que no pierdas tiempo haciendo los trámites.

Otra recomendación es solicitar el préstamo en pareja 

¿Sabías que tienes más posibilidades de obtener una hipoteca para jóvenes si la solicitas con tu pareja? 

Es muy sencillo, dos cabezas piensan mejor que una y, sobre todo, generan más dinero que una, lo que supone un menor riesgo para la entidad bancaria. 

Lo mejor de todo es que en muchas ocasiones las condiciones son más favorables, así que es hora de que hables con tu acompañante para que se proyecten a futuro. 

Conseguir una hipoteca siendo joven
Conseguir una hipoteca siendo joven

Ventajas de las hipotecas para jóvenes

Las hipotecas para menores de 36 ofrecen una serie de ventajas que debes tener en cuenta antes de tomar una decisión. 

Todo dependerá del banco como tal, pero podemos resumirlas en el siguiente listado: 

  1. Tasas de interés atractivas

Los bancos, en algunos casos, te dan una tasa de interés más baja para que puedas pagar los primeros meses del crédito. No obstante, esto suele ocurrir hasta que cumplas los 35 años, así que tienes que analizarlo bien antes de aceptar.

  1. Alta financiación

Los bancos financian un estimado del 80% del valor total de la vivienda. Sin embargo, están conscientes de que es muy probable que aún no tengas el 20% restante para asegurar el proyecto, así que en algunas ocasiones aumentan el crédito hasta un 90% o incluso un 100% en muchos casos. Si no cuentas con ingresos suficientes, hay muchas opciones por medio de avales para mejorar tu perfil frente al banco.

¿Cuál es la clave? Cumplir con los requisitos que te dimos en el apartado anterior y hacer la solicitud en pareja. Así aumentarás las probabilidades de tener tu primera casa.

  1. Tiempo para devolver el capital

El límite para devolver el crédito suele ser de 30 años, pero al ser jóvenes los bancos se vuelven más generosos y te dan hasta 40 años para pagar. 

Esto no es gratis, tienes que chequear bien los términos y condiciones, pero no podemos negar que es un acuerdo bastante atractivo si aún no tienes un techo propio. 

  1. Menos comisiones

Con las hipotecas para jóvenes te olvidarás de las comisiones altas. En la mayoría de los casos, los bancos no te exigen comisión de apertura, pero si existen comisión por devolver el crédito antes de tiempo. 

Negocia bien con el asesor para llegar a los términos que beneficien a ambas partes. 

  1. Flexibilidad

¿No tienes la cantidad mínima para asegurar la hipoteca y el banco no te ofrece el 100%? No te preocupes, si tienes menos de 35 años puedes elegir muchas de las opciones que existen en el mercado.

Ventajas de las hipotecas para jóvenes
Ventajas de las hipotecas para jóvenes

Bancos con mejores hipotecas para jóvenes

  1. Kutxabank

kutxabank es una entidad que se ha dado cuenta del potencial que tiene el mercado de la generación Y. Por eso han creado un producto especial para que tú y tu pareja den ese paso que les cambiará la vida.

Su nombre es «Hipoteca Joven» y tiene una serie de características que te llamarán la atención. 

Te ofrece un TAE de 2,30% y una cuota mensual de 335 euros bonificados, mientras que sin bonificar te dan una tasa de 2,90% y 377 euros al mes. 

  1. Cajasur

En nuestra búsqueda nos encontramos con la «Hipoteca Joven de Cajasur», un producto que te ofrece muchos beneficios. 

Su TAE bonificado es de 2,30% y sin bonificación 2,90%. A su vez, su cuota mensual es de 335 euros o 377 euros con o sin bono, así que debes anotarlo en tu agenda.

  1. Bankinter

La hipoteca joven de Bankinter no se queda atrás en las condiciones que te ofrece para que obtengas tu primera casa. 

El TAE bonificado es de un 2,46% y 3,49% si decides comprarlo sin bonificación. Mientras tanto, los montos rondan los 343 euros o 402 euros dependiendo de si lo adquieres con o sin bono.

¿Son mejores las hipotecas para jóvenes que una tradicional?

Sonará extraño, pero la verdad es que no todas las hipotecas para jóvenes son beneficiosas para ti. Todo depende de tu perfil como cliente, las necesidades que tengas y capacidad de negociación que tengan los gestores que te acompañen, pero sí que es cierto que puedes encontrar mejores alternativas en el mercado. 

En este sentido, la mejor recomendación que podemos hacerte es que compares desde ya todos los productos que lleguen a tus manos. Puedes crear una tabla en la que dividas las hipotecas para jóvenes y las tradicionales para luego sacar tus conclusiones.

Así sabrás cuáles son las ofertas que están encima de la mesa y podrás prepararte para negociar con los bancos. Esto es clave para conseguir las mejores condiciones para ti. 

¿De verdad puedo obtener una hipoteca sin ahorros? 

De que puedes, puedes, pero no es lo ideal debido a que una casa propia te exige disponer de un fondo de emergencia para solventar los gastos que aparecerán en el camino.

Pero sí, existen pocos bancos que tienen la capacidad de ofrecer más de un 80% de financiamiento, incluso de un 100% aunque eso sucede en muy raras ocasiones. 

Ahora bien, el detalle está en que casi ninguna entidad indica abiertamente que tienen esta posibilidad, así que tendrás que hacerlo por ti mismo, tocar la puerta y preguntar qué condiciones pueden ofrecerte. 

¡O sino, deja todo en manos de TRIOTECA que te acompañamos en todo el proceso! 

Lo realmente importante es que te enfoques en ti. Préstale atención a los requisitos que te dimos al principio del artículo y empieza a organizar tus finanzas. 

Recuerda que la clave es tener estabilidad laboral y una buena base de ahorros para aumentar las probabilidades de que te den la hipoteca.

¿Cuándo aplicar para una hipoteca para jóvenes?

Esta es una pregunta que muchos se hacen y pocos tienen respuesta, y la realidad es que no hay una respuesta exacta como tal a esta interrogante. 

Todo dependerá del plan de vida que tengas. 

Sin duda alguna, un techo propio es un paso indispensable para tu futuro y seguridad, pero también hay que tener en cuenta que se trata de una responsabilidad que no podrás evadir

Una hipoteca es un gasto significativo a corto, mediano y largo plazo. No hay manera de olvidarte de ella, ya que de lo contrario, la entidad podría ejercer acciones legales y es el último escenario que quisiéramos que vivas. 

Por lo tanto, es fundamental que estudies si es el momento ideal para meterte en un proyecto de este tipo. Cada quien sabe cuándo es la hora de dar el siguiente paso, así que no te compares con nadie. 

¿Tu amigo es menor que tú y compró su casa a crédito? Felicidades, alégrate por él, pero ese no tiene por qué ser tu camino. 

Evalúa tus números, determina si estás en la posición adecuada para afrontar estos gastos y háblalo con tu pareja para que tomen una decisión en conjunto (en caso de que tengas).

Algunos bancos pueden hacer la financiación de hasta el 80% del valor total de la vivienda, incluso si eres menor de los 35 años.

Aunque, no es algo que se dé en todos los casos, para ello tienen que evaluar tu perfil y los documentos que entregues para solicitar el préstamo. 

¡Así que tendrás que convertirte en todo un negociante y sacar tus dotes persuasivos!

Tu objetivo en este caso será negociar las condiciones y cláusulas de tu hipoteca lo mejor que puedas, solo así podrás saber a qué porcentaje tendrás que hacer frente. 

Y sobre todo, evaluarás qué otros productos bancarios sí te pueden convenir. 

Recuerda que los bancos suelen ofrecer productos alternativos con la firma de tu hipoteca, como pueden ser los seguros para hipotecas o tarjetas de crédito (tenemos un artículo dedicado al tema, aquí te lo dejamos). 
¿Algo más en lo que podríamos ayudarte? Quizá podríamos negociar por ti las condiciones de tu préstamo o contactar al banco ideal a través del servicio de TRIOTECA Free plus.

Que te ha parecido este artículo?

¿Te ha parecido útil la información?

Compartelo con tus redes

¿Necesitas ayuda?

Dinos tu número y te llamamos enseguida.