trioteca blog

¿Te quedan dudas?

hola@trioteca.com
910 054 391

Hipoteca variable: qué es y consejos para elegir la mejor

Hipoteca variable qué es y consejos para elegir la mejor

Lo tradicional jamás pasa de moda, y cuando se trata de hipotecas variables, la gran mayoría de clientes en todo el país, las prefieren a ellas. 

Y es que este tipo de hipotecas te ofrece un tipo de interés bastante bajo en un lapso de tiempo relativamente corto, esa es la razón de su popularidad. 

Cada trámite que hagas alrededor de tu hipoteca supone que conozcas qué términos se emplean en el proceso, es por esa razón que tenemos que hablar de las hipotecas variables. 

Porque existe la posibilidad de que tengas en mente optar por un préstamo hipotecario variable, pasemos entonces a la acción: 

¿Qué es una hipoteca variable? 

Las hipotecas variables son un tipo de producto bancario que varía según un tipo de interés que está sujeto al préstamo, en este caso suele ser el Euríbor y que hace que el precio de cada cuota que debas pagar varíe en el tiempo. 

A diferencia de las hipotecas fijas, las del tipo variable debe ser periódicamente evaluada por la entidad que otorga el préstamo para así ofrecer una cuota atractiva a sus usuarios y clientes. 

Cabe destacar que si el Euríbor baja, también bajará el coste de la cuota. Y si este índice sube, también lo hará tu pago mensual. 

Con una hipoteca variable también te harás cargo de pagar el diferencial de la hipoteca, este valor es la parte fija del interés que se aplique a tu préstamo. 

Características de una buena hipoteca variable

Cada entidad bancaria tiene unas condiciones diferentes, por lo que los requisitos variarán dependiendo del banco. Pero, lo que sí podemos asegurarte es que toda hipoteca variable de calidad y que merezca la pena, cumple con los siguientes requisitos: 

  • Que su interés sea bajo: en el primer año, el tipo de interés de tu hipoteca debe ser menor al 1,50%.
  • Que no debas contratar otros productos: los bancos suelen ofrecer otros tipos de productos como domiciliación de nómina, seguros, cuentas de inversión que te permiten mejorar las condiciones ofertadas. De esta manera los clientes se «casan» con el banco al tener varios contratos con la entidad. Por lo que una buena hipoteca variable no te «amarra» a otros productos bancarios. 
  • Que tenga la menor cantidad de comisiones: o en su defecto, que tenga cero comisiones. Los bancos suelen pedir comisiones de apertura por la solicitud de la hipoteca, algunos, no todos.

Recuerda que desde TRIOTECA te ayudamos con todo el proceso hipotecario, comparamos cada banco y encontramos las mejores condiciones posibles; si necesitas ayuda con tu hipoteca variable, te podemos echar un cable a través del chat en vivo. 

Características de una buena hipoteca variable
Características de una buena hipoteca variable

¿Qué es mejor una hipoteca fija o variable?

El producto hipotecario preferido y más solicitado por los españoles es la hipoteca fija, es por esa razón que las entidades bancarias han optado por abaratar el coste de este tipo de hipotecas. 

Incluso a pesar de que se han encarecido en los últimos años, gran parte del país prefiere este tipo de préstamo, sólo en el último año, el 60% de usuarios han optado por una hipoteca del tipo fijo. 

Y todo se debe a que el Euríbor ha tenido un aumento significativo, lo que ha hecho que las hipotecas variables sean consideradas «inestables» de cara a los solicitantes (incluso cuando suelen tener costes más bajos que las de tipo fijo). 

Sin embargo, apostar por lo «estable» no siempre es lo más conveniente de hacer en cualquier caso, ya que podría tener un coste mayor. Incluso, para poder equilibrar la balanza, algunas entidades bancarias del país han optado por mejorar las condiciones de sus hipotecas variables. 

Es por ello que si estás considerando optar por este tipo de hipoteca, es el momento ideal, ya que las entidades están apostando por esta modalidad.

Las hipotecas variables son una alternativa muy atractiva si puedes hacer la devolución del préstamo en un lapso reducido de tiempo, porque el interés que aplicaría el banco al préstamo sería bastante bajo. 

Ahora, si buscas pagar lo mismo por mucho tiempo, la hipoteca fija es tu alternativa. Puesto que tendrás una proyección económica estándar que te permitirá planificar mejor económicamente hablando. 

En sencillas palabras: en TRIOTECA no podemos decirte que una hipoteca es mejor que otra, porque ambos productos tienen sus bondades y no conocemos a profundidad tu situación personal. 

Además de que la decisión es bastante íntima y depende única y exclusivamente de lo que te convenga, por lo que nuestra posición siempre será explicarte qué puedes conseguir con uno u otro préstamo.

Hipoteca variable: ventajas e inconvenientes

El interés de este tipo de préstamo está comprendido por la suma total de dos valores: el diferencial, que en este caso es una cantidad establecida por el banco y será siempre el mismo importe, y un índice de referencia que es evaluado en lapsos de tiempo de 6 a 12 meses, este índice es el Euríbor. 

Lo que quiere decir que dependiendo de la fluctuación que tenga este índice económico, que por cierto, varía a diario, el precio de las cuotas de tu hipoteca cambiará. 

Es decir, que el cliente, que en este caso puedes ser tú, asumirá el riesgo de que el precio de las hipotecas cambie significativamente, pero también existe la posibilidad de que el precio de las cuotas se reduzca si el Euríbor tiende a la baja. 

Requisitos de una hipoteca variable o fija

Sea cual sea el préstamo que escojas, debes cumplir con los siguientes requisitos básicos para poder presentar tu solicitud al banco:

  • Contar con ingresos estables mes a mes.
  • No figurar en las listas de morosidad del ASNEF y del RAI.
  • Tener una capacidad de endeudamiento positiva.
  • Poder tener una proyección financiera que te permita devolver el préstamo en el tiempo negociado. 

Requisitos para una hipoteca variable o fija
Requisitos para una hipoteca variable o fija

Interés de una hipoteca variable 

El índice de referencia que se utiliza para revisar el precio de las hipotecas variables puede hacer que el precio cambie de manera radical. Y es que estos índices modifican valor casi a diario, como es el caso del Euríbor.

Es por ello que los bancos deben hacer la revisión de los contratos cada 6 a 12 meses para determinar el valor de las cuotas. 

Cabe destacar que en el momento en que firmas tu contrato, el banco te especifica que hará dichas revisiones, esa condición la verás reflejada de igual manera en la FEIN. 

Y entonces, ¿cómo puedes calcular el interés de una hipoteca variable? Aplicando la siguiente fórmula: 

También es bueno resaltar que en la revisión periódica que hace el banco respecto a tu hipoteca, no se modifica el porcentaje de interés que se ha negociado en la contratación, lo que quiere decir que si el porcentaje es del 5%, se mantendrá en el tiempo y se calculará la cuota basándose en el valor del índice de referencia, más no se modificará dicho 5%. 

¿Qué debes tener en cuenta si quieres contratar una hipoteca variable? 

Una hipoteca variable tiene condiciones muy similares a las de otros préstamos bancarios, la única diferencia que tiene con los demás es que está sujeta a índices de referencia que hacen que su precio se vea modificado con el tiempo. 

Y como en el momento de contratar una hipoteca, las condiciones pueden variar dependiendo del perfil que tengas como cliente, es que es importante que tomes en cuenta ciertos elementos, para que así el proceso de comparación también sea exitoso: 

1. El capital 

Por lo general, las entidades ofrecen alrededor de un 80% del valor total del inmueble para financiar la compra de la vivienda. 

Tomar en cuenta el capital que puedes adquirir de parte del banco te ayudará a tener una idea de cuánto podría ser el valor de la parte fija que pagarás en tu hipoteca. 

2. El plazo de devolución 

El plazo de devolución tiene relación directa con el capital prestado y los intereses asociados a dicho préstamo. De por sí, las hipotecas variables tienen un plazo de tiempo más extendido que las de tipo fijo.

3. El índice de referencia 

El índice de referencia aplicable al préstamo variable suele ser el Euríbor, que se actualiza periódicamente cada 6 o 12 meses, por lo que sí puedes hacer un seguimiento de la fluctuación del índice, mucho mejor. Esto te permitirá tener una proyección futura de cómo será afrontar el pago de cada cuota. 

Si te quieres lanzar a la aventura de pedir una hipoteca por cuenta propia, pide ayuda, asesórate, elige un buen banco y deja que profesionales se encarguen de la negociación de tu préstamo. 

Al final del día, lo ideal es que puedas conseguir firmar una hipoteca personalizada y ajustada a la proyección económica que tienes del futuro. 

Desde TRIOTECA ya estamos preparando los motores para seguir con TODO en los próximos meses, día a día ayudamos a nuestros clientes a firmar un préstamo lo más equitativo posible. 

Y es que estamos en un momento en el que los bancos están modificando todas las condiciones relacionadas a las hipotecas, ¿ya lo sabías? 

Así que es crucial para que podamos conseguir mejores préstamos a nuestros clientes…

Si estás pensando en el momento oportuno para dar el paso, déjanos decirte que es ahora mismo.

Que te ha parecido este artículo?

¿Te ha parecido útil la información?

Compartelo con tus redes

¿Necesitas ayuda?

Dinos tu número y te llamamos enseguida.